Corea del Sur desarrolla un sistema blockchain de identificación de vehículos autónomos

Autor | Patricia M. Liceras

La ciudad de Sejong, centro administrativo de Corea del Sur, es uno de los campos de pruebas del Gobierno del país para el desarrollo de soluciones smart city. En ella se testan tecnologías y servicios producto de la cuarta revolución industrial que en los próximos años podrían llegar a ser una realidad.

Una plataforma basada en blockchain para vehículos autónomos

En este marco, y ante el auge de la conducción autónoma, las autoridades están desarrollando una plataforma basada en la tecnología blockchain para almacenar, verificar y proteger las identidades digitales de los vehículos autónomos.

Y es que, pese a que este tipo de conducción está cada vez más cerca, con claras ventajas como la posibilidad de mejorar el tráfico y la seguridad vial, e incluso optimizar el consumo de combustible, su avance está lleno de desafíos. Uno de ellos tiene que ver con la seguridad. Los coches autónomos requieren la constante comunicación e intercambio de datos entre vehículos, usuarios e infraestructuras. Cualquier brecha de seguridad del sistema podría permitir que fuera hackeado para obtener información personal, suplantar identidades e incluso provocar siniestros deliberadamente.

Este tipo de vehículos tienen multitud de sensores que captan la información del entorno y, a través de algoritmos, la interpretan. Por ejemplo, cuando identifican a personas que van a cruzar, frenan automáticamente. Sin embargo, bastaría con alterar unos cuantos píxeles de la imagen de esos peatones para que desaparecieran para el algoritmo y el automóvil no se detuviera, causando un accidente.

Una solución DID para evitar la piratería de los automóviles sin conductor

La solución que propone el gobierno de Sejong es una tecnología de identificación de los automóviles sin conductor descentralizada (DID), evitando los riesgos que supone recopilar la información en un único repositorio. Este sistema DID añade múltiples capas de cifrado a los datos compartidos entre los vehículos y las infraestructuras de carretera como semáforos y señales, haciendo muy difícil el robo de información o la manipulación del coche con fines no precisamente éticos.

Un proyecto que involucra a un consorcio de compañías tecnológicas

Este proyecto piloto está liderado por el Ministerio de Ciencia y TIC de Corea del Sur, junto con la agencia Korea Internet & Security, y cuenta con la participación de un consorcio de compañías tecnológicas, entre las que figuran LG CNS, empresa subsidiaria del gigante tecnológico surcoreano LG, y Unmanned Solution, fabricante nacional de vehículos autónomos.

El Gobierno del país está mostrando un gran interés por la tecnología blockchain y su implementación en las principales industrias. En abril pasado, el viceministro de Estrategia y Finanzas, Koo Yun-cheol, declaró que esta tecnología es una “oportunidad de oro” e instaba a las empresas privadas a que traten de explotar todo su potencial para innovar y tomar la delantera en el mercado mundial. De hecho, las autoridades surcoreanas esperan que la industria relacionada con esta tecnología crezca una media de un 80% cada año.

Según ha informado el medio de comunicación asiático Aju Business Daily, además de la conducción autónoma, el proyecto de ciudad del futuro de Sejong incluye la puesta en marcha de redes de distribución eléctrica inteligentes, el control de potenciales desastres naturales y emergencias a través de inteligencia artificial y una agricultura totalmente automatizada, todo conectado a redes 5G. En este sentido, empresas como el operador de telefonía móvil LGU+ están probando en la ciudad coches sin conductor conectados al 5G.

Si todo va según lo previsto, los vehículos autónomos con tecnología blockchain podrían circular en Sejong a partir de 2021.

Imágenes | chuttersnap, Pete LinforthSamuele Errico Piccarini