Los taxis voladores pueden marcar el futuro de las ciudades.

Los taxis del futuro llegarán volando

Autor | Tania Alonso

Los vehículos voladores se presentan como una de las principales soluciones para aliviar la congestión del tráfico de las ciudades. Y, por lo tanto, como un elemento muy importante a tener en cuenta en el diseño y la planificación de las ciudades.

Numerosas compañías aeronáuticas y automovilísticas están realizando pruebas de vehículos voladores. La mayoría, con el objetivo de convertirse en servicios de transporte público urbanos, como taxis. Urbes como Ciudad de México o São Paulo cuentan ya con ejemplos al servicio de sus ciudadanos.

¿Cómo funcionará el taxi del futuro?

El modelo de transporte de pasajeros que presenta Boeing para el futuro de las ciudades es eléctrico y autónomo. Se trata de un vehículo de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL, por sus siglas en inglés), diseñado para poder realizar vuelos de hasta 80 kilómetros sin necesidad de piloto.

El pasado mes de enero, el prototipo de este vehículo realizó su primer vuelo en Manssas (Virginia, EE.UU). Fue capaz de despegar, mantenerse suspendido en el aire y aterrizar. Una prueba de poco menos de un minuto que permitió verificar las funciones autónomas del vehículo y sus sistemas de control en tierra.

En los próximos vuelos, se probará la propulsión hacia delante. A continuación, la fase de transición entre los modos de vuelo vertical y vuelo horizontal. La cual, señalan desde la compañía, suele ser el mayor reto de ingeniería en cualquier avión de despegue y aterrizaje vertical de alta velocidad.

Pop.Up Next y otros prototipos de Airbus

El demostrador VSR700 de Airbus Helicopters también ha superado con éxito pruebas de vuelos totalmente autónomos y no tripulados. El pasado diciembre despegó desde la base de Istres, al sur de Francia, para realizar un recorrido de 30 minutos.

Otro de los prototipos de la empresa aeronáutica es Pop.Up Next, desarrollado en colaboración con Audi e Italdesign. Se trata de un taxi volador que combina un automóvil eléctrico de conducción automática con un avión no tripulado de pasajeros.

Pop.Up Next, el modelo de taxi volador de Airbus.

Por ahora, el Pop.Up Next es solo un modelo a escala 1:4, pero desde Audi señalan que en la próxima década será posible contar con un servicio de taxi volador en las grandes ciudades. Y no es la única firma asentada en las cuatro ruedas que mira a los cielos, porque hasta Uber presentó en 2016 su propia hoja de ruta de cara al lanzamiento de un servicio similar.

“Los taxis voladores están en camino”, señala Bernd Martens, miembro de la junta de Audi y presidente de su filial, Italdesign. “En el futuro, las personas mayores, los niños y las personas sin licencia de conducir querrán usar taxis robot. Si logramos combinar de forma inteligente el tráfico entre las carreteras y el espacio aéreo, las personas y las ciudades pueden beneficiarse en igual medida”.

Su impacto en las ciudades

En realidad, Airbus ofrece ya trasporte aéreo en las ciudades a través de Voom, un servicio bajo demanda de vuelos en helicóptero disponible en Ciudad de México y São Paulo. Permite a los usuarios, por ejemplo, llegar del centro de la ciudad a los aeropuertos en solo 15 minutos. En otras ciudades, como Dubai, se espera que el 25% de los pasajeros circulen en vehículos autónomos en 2030

El servicio de vehículos aéreos bajo demanda permitirá aligerar el tráfico terrestre y reducir el exceso de coches. Lo cual supone una solución en ciudades extremadamente pobladas y muy centralizadas, en las que muchas personas necesitan viajar a los mismos puntos al mismo tiempo.

Pero su integración supondrá también realizar muchos cambios en las infraestructuras (como la creación de pistas de aterrizaje) o en los modelos y los sistemas de tráfico. Y, no menos importante, implicaría un cambio en la educación vial de los ciudadanos, que deberán adaptarse a nuevos sistemas de transporte. Esta vez, por el aire.

Imágenes | Unsplash/Ferdinand Stöhr, Audi, Uber